Mindfulness o Atención Plena, conoce esta práctica

Rate this post

El Mindfulness o Atención plena, es una práctica en la que vamos a tomar conciencia de como vivimos el momento presente, ya que generalmente no estamos en el presente, si no que estamos pensando en el pasado o en el futuro.

Aprendemos a ser conscientes de nuestros movimientos, de como nos sentimos en el momento tanto en el plano físico como emocional. También vamos a ver como respondemos a reaccionamos ante cada momento de la vida. Esta cualidad de conciencia es la manera de tener una vida creativa, nos permite estar despiertos, ser honestos, valientes y vivir con un sentido profundo del presente y para tener iniciativa.

Conoce el Mindfulness en profundidad

Generalmente, tenemos nuestra atención en las actividades que hacemos en el momento y aún así esto es con una pequeña parte de nuestra mente. Nuestros pensamientos generales suelen estar en otra cosa. Se podría decir que vivimos en “piloto automático”, ya que no estamos metidos en nuestro presente, si ayer tuvimos un problema con nuestro jefe, estaremos pensando en el. Aunque en ese momento estemos barriendo por ejemplo, nuestra mente estará pensando en nuestro jefe y lo mal que nos lo hace pasar. Nos ocupamos de nuestras cosas con muy poca conciencia de los pequeños detalles de nuestra experiencia en ese momento. Ni siquiera nos preguntamos que intenciones motivan nuestras acciones.

Responder y no reaccionar

Si cultivamos nuestra atención consciente, aprenderemos a tener más sensibilidad para las reacciones casi permanentes que tenemos en respuesta a todo lo que nos afecta en la vida. Nos hacemos conscientes de las tensiones opuestas que crean nuestros impulsos de evitar las cosas que no nos gustan y de prolongar las experiencias que nos lo hacen pasar bien o snetir placer.

Las personas que viven con dolor físico o mental, es probable que tengan una reacción automática: se amoldan y cambian lo que hacen para intentar evitar las sensaciones que más dolor le producen, sin ser realmente conscientes de lo que realmente ocurre. Por eso al final, añadimos más sufrimiento a las sensaciones desagradables que ya de por si produce una enfermedad.

El mindfulness y nuestro día a día

Casi todas las personas hoy en día tienen un hábito muy metido en sus mentes de emitir juicios, opiniones y dar puntos de vista que en muchas ocasiones no han sido solicitados. Suele ocurrir al mismo tiempo que los sucesos, lo que hace bastante dificil encontrar algún sentido de espacio mientras se encuentran rebotando entre una reacción y otra. Con la atención consciente podemos aprender a cambiar esto. Si desarrollamos una conciencia del momento presente, no nos encerraremos en nuestros malos hábitos de pensamientos distorsionados de nuestra experienica.

En la vida hay muchas cosas que no podemos cambiar, como puede ser el dolor, una enfermedad crónica o una mala circunstancia (la muerte de un familiar, por ejemplo). Pero si podemos aprender a reaacionar o responder a lo que nos ocurre y desarrollar estrategias que cambian la relación que tenemos con esos procesos.

Si vamos quitando capas a nuestras reacciones y sensaciones de dolor, aprendemos a estar con nuestra experiencia en el momento de una manera honesta y sencilla. Esto nos da la oportunidad de interponer un momento de elección antes de caer en las reacciones automáticas que tenemos todos.

No te pierdas este artículo sobre música relajante, ¡descubre los efectos sobre tu organismo!

Ciencia & Mindfulness

El mindfulness se utiliza como terapia para la ansiedad en diversos centros ya que se ha demostrado ser un gran complemento a las terapias tradicionales.

El entrenamiento en mindfulness permite responder más adaptativamente frente a estímulos negativos.

El mindfulness contribuye a mejorar la regulación de las emociones y a generar estados emocionales más positivos. En pacientes con cáncer, que han seguido una terapia de mindfulness, se ha comprobado que se redujo el stress emocional en los pacientes.

Meditación y Mindfulness

Esta práctica nos enseña a vivir el presente y una gran ayuda es la meditación. Notaremos que al practicar el Mindfulness junto con la meditación conseguiremos estar relajados. La respiración esta ligada a la mente emocional, si tenemos ansiedad se empieza con respiraciones cortas. En un estudio de terapia basada en la respiración, se comprobó que las técnicas centradas en la respiración reducían el stress post-traumático en veteranos de guerra (M Seppälä et al., 2014).

¿Te interesa aprender a meditar? En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber sobre está práctica

¿Se puede poner la mente en blanco?

Responder esta pregunta no es nada difícil, puesto que la respuesta sería otra pregunta: ¿se puede poner la mente en negro? Todos hemos experimentado momentos de intensa angustia, donde no podemos dejar de pensar o de sentir, y perdemos el control. En esos momentos daríamos lo que fuese por poder poner la mente en blanco. Bueno, en esos momentos uno tiene que tener mucha práctica para poder calmar la mente emocional. Con años de práctica, puedes llegar a calmar profundamente tu mente emocional, y aunque pueden aparecer pensamientos de manera espontánea, se crean grandes espacios de silencio. La “mente que habla” puede ser calmada, y hasta con un poco de suerte, se calla.

Puedes hacer un curso sobre este artículo

Video sobre el Mindfulness

Deja un comentario

health blogs
health blogs

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies